Alfredo Montaña (Oviedo, Asturias, 1945)


Publicado el domingo, junio 9, 2019
Alfredo Montaña Lanzarote Art Gallery

La verdad es que me da igual que los cuadros de Alfredo Montaña sean realista, conceptuales, post-modernistas, o post-Café Gijón. Lo que me mantiene inmóvil frente a sus lienzos es el impulso de descifrar el enigma de la singular geometría humana que allí se establece: una cruel geometría de la carne y de la incomunicación, donde el paisaje, cuando está presente, siempre descubre al final, muy al cabo del rato. Como si durante la observación inicial, prolongada, de los herméticos personajes que atraen nuestra atención, ese paisaje no existiera o lo hubiésemos olvidado.

Porque, en realidad, el observador está demasiado ocupado considerando hasta qué punto esa geometría de ropa, músculos, pieles blancas de mujer y miradas que rara vez se dirigen a los ojos del espectador no será sino una alambrada, un foso, el contorno intransitable de los seres humanos. Hombres y mujeres a quienes crees conocer, que te son equivocadamente familiares porque los ves cada día en la calle, en el café, en la terraza de un bar, en el salón de una casa escuchando una conversación o una melodía, sobre los que de pronto descubres, o recuerdas, que lo ignoras casi todo, y que lo mismo les ocurre a esos personajes entre sí, aunque se encuentren sentados a la misma mesa, aunque compartan el espacio de la playa o del autobús. Aunque se toquen o – apenas, es cierto – se miren.

“Arturo Pérez Reverte”. Escritor y periodista español, miembro de la Real Academia Española desde 2003.